Logo
Búsqueda personalizada

PSICOLOGÍA DE LA GESTALT

Algunas consideraciones sobre la teoría de la Gestalt


Max Wertheimer (1880-1943), precursor de la Teoría Cognitiva, lanzó un desafío a la psicología alemana tradicional.

La psicología alemana (al igual que la versión norteamericana) se preocupaban mucho por la estructura de la mente. Trataban de analizar el pensamiento consciente en sus unidades fundamentales, tales como las sensaciones, imágenes e ideas.

Wertheimer objeta este análisis. Pensaba que dividir la conciencia en sus partes componentes destruía lo que tenía de más significativo.

Quería estudiar la conciencia como aparece en su totalidad, más que dividirla en partes.

La psicología tradicional decía que aquello que observamos es como un mosaico de diminutos retazos de color. Al juntarse esos trozos diminutos forman la escena que observamos.

Wertheimer refutó este concepto diciendo que vemos la escena como un todo significativo.

Del mismo modo el pensamiento. La psicología tradicional decía que nuestros pensamientos están compuestos por imágenes conectadas por un proceso de asociación.

Wertheimer rechazó esto diciendo que nuestro pensamiento son PERCEPCIONES SIGNIFICATIVAS TOTALES y no un conjunto de imágenes asociadas.

La primera publicación de Wertheimer estudiaba el movimiento aparente al que denominó “fenómeno fi”.

Este fenómeno constituía la prueba evidente de la futilidad de analizar un todo en sus partes.

Los componentes eran dos luces distintas que se encendían y apagaban, pero el resultante daba una impresión de movimiento. El observador no distingue el destello de las dos luces e infiere que algo se mueve. La impresión de movimiento es inmediata y directa.

Este movimiento intelectual de la psicología alemana estudió, principalmente, la percepción, pero también llegó a estudiar el aprendizaje y otros temas.

Hace hincapié en los SISTEMAS TOTALES EN LAS CUALES LAS PARTES ESTÁN INTERRELAICONADAS DINÁMICAMENTE EN FORMA TAL QUE EL TODO NO PUEDE SER INFERIDO DE LAS PARTES CONSIDERADAS SEPARADAMENTE. A estas totalidades dinámicas, Wertheimer las llamó Gestalt, que se traduce aproximadamente como forma, pauta o configuración.

Si bien los psicólogos de la Gestalt hacían hincapié en totalidades unificadas no significa que no reconozcan nunca el estado de separación. Una Gestalt puede ser considerada como un todo segregado. Esto dio lugar al concepto de Figura y Fondo. Donde Figura es la Gestalt, la entidad que se destaca, la cosa que percibimos. El Fondo es el trasfondo mayormente no diferenciado, contra el cual aparece la figura.

Lo que aparece como figura en un momento puede no serlo en otro.

La consigna fundamental de la psicología de la Gestalt es: “el todo es más que la suma de las partes”.

Wertheimer tuvo dos colaboradores Wolfgang Köhler (nacido en 1887) y Kart Koffka (1886-1941). Los tres formaron parte de un grupo que fue conocido como la “escuela de Berlín).

Los tres presentaban sus interpretaciones sobre el aprendizaje con la terminología de la percepción.

Los teóricos de la Gestalt hablan de huellas de la memoria como efectos de la experiencia. Huellas que no son elementos aislados sino totalidades organizadas.

El aprendizaje no es agregar nuevas huellas , sino cambiar un Gestalt por otra.

La contribución más importante al aprendizaje reside en el estudio de la INVISIÓN (INSIGHT).

El aprendizaje se produce a menudo en forma súbita, junto con la sensación de que en ese preciso momento acabamos de comprender realmente de qué se trata.

La persona que aprende y que tiene invisión ve toda la situación bajo un nuevo aspecto, un aspecto que incluye la comprensión d las relaciones lógicas o la percepción de las conexiones entre medios y fines.

La invisión requiere que ciertos aspectos de una situación se vean en su relación mutua, que aparezcan como un sola Gestal.

Hay leyes de la percepción que Wertheimer y sus colaboradores aplicaron al aprendizaje. Dos de esas leyes son las siguientes: la ley de la proximidad y la ley de cierre.

La ley de la proximidad aplicada a la percepción se refiere a la manera en los ítems tienden a formar grupos según como estén espaciados: Los ítems más cercanos se agrupan siempre.

Aplicada al espacio el tiempo los sonidos próximos tienden a escucharse como unidades (ejemplo código Morse)

Aplicándose al aprendizaje puede referirse igualmente a la cercanía, ya sea en el espacio o en el tiempo.

La ley de cierre establece que las áreas cerradas forman unidades más rápidamente.

Aplicada al aprendizaje sería de la siguiente forma: un individuo al intentar resolver un problema tiene una percepción de la situación de forma incompleta. Una recompensa resuelve el problema y reúne las partes hasta ahora separadas de la situación en una figura perceptual cerrada, que se compone del problema, la meta y el medio de obtener la meta.

BIBLIOGRAFÍA

"Teorías del aprendizaje. Perspectivas tradiconales y desarrollos contemporáneos" Autor:Leland C. Swenson Editorial: Paidos.