Logo
Búsqueda personalizada

FE Y CONVERSIÓN

CUESTIONES QUE DEBEN QUEDAR CLARAS


FE

-SI DIOS NOS SALVÓ PORQUÉ NO EXPERIMENTAMOS LOS FRUTOS DE ESTA SALVACIÓN -LA SALVACIÓN LLEGA POR LA FÉ -LA FE ES UN DON DE DIOS -¿QUE ES FE? -ES UNA CERTEZA DE QUE DIOS VA A ACTUAR CONFORME A LAS PROMESAS -LA FE NO ES CREER EN ALGO SINO EN ALGUIEN -LA FE NO ES UN SENTIMIENTO, TAMPOCO SUGESTIÓN -LA FE LLEVA A ACTUAR SEGÚN LO QUE CREEMOS, SINO, ES UN SENTIMIENTO, UNA IDEOLOGÍA -LA FE IMPLICA CONFIAR Y DEPENDER SOLO DE ÉL. -LA FE SE MANIFIESTA EN LA CONVERSIÓN

Cuento del EL EQUILIBRISTA

CONVERSIÓN

-ES MÁS QUE UN SIMPLE CAMBIO DE CONDUCTA -SE PASA DE SER SIERVOS DE DIOS A SER AMIGOS DE DIOS

EL ALPINISTA (AQUÍ SE HACE HINCAPIÉ EN LAS RAMAS A LAS QUE ESTAMOS SUJETOS Y QUE NOS IMPIDE EXPERIMENTAR EL AMOR DE DIOS, ESTO IMPLICA DESEMBOCAR EN LA CONVICCIÓN DE QUE DE ESTE MODO LE DAMOS LA OPORTUNIDAD A JESÚS DE INTERVENIR SALVÍFICAMENTE EN NUESTRA VIDA)

- Ap. 3,20 CON ESTA LECTURA SE ACENTÚA LA NECESIDAD DE ABRIRLE LA PUERTA A JESÚS. - SE SEÑALA EL HECHO DE TODAS LAS VECES QUE LE ABRIMOS LAS PUERTAS DE NUESTRO CORAZÓN A TANTÍSIMAS COSAS (NO SE PIERDE NADA CON INTENTARLO) - HOY ES LA GRAN OPORTUNIDAD DE LA VIDA DE CADA UNO

LECTURAS UTILIZADAS

Rom 5,1-2 ; Ef 2,8 ; Heb 11,1 ; Mc 16,6 ; Jn 11,25 He 13,38-39 Lc 19,1-11 Lc15,7 He 3,19 Jn3,3 Rom 5,1-2

LA FE Y LA CONVERSIÓN 2

Supongo que por ahí ustedes se preguntaron que si Jesús ya nos salvó ¿por qué entonces no experimentamos todos los frutos de la salvación en nuestra vida?

Es verdad que nos salvó y nos dio la Nueva Vida. Pero lo que hace falta es que nosotros aceptemos y recibamos lo que Jesús ya ha ganado para nosotros. Por usar alguna comparación, es como hemos recibido una herencia que nos haría millonario, pero para que esto sea así hay que primero aceptarlo, hay que ir por él. Del mismo modo, es tu hermano Jesús quien te invita a participar de su herencia de hijo de Dios. El ya te dio la capacidad de llegar a vivir como tal. Lo único que necesitas es ir a él para hacer tuya la vida nueva. Ahora bien, pero ¿cuál es el medio por el cual nos acercamos a Jesús, es decir, cual es el medio por el cual nos conectamos a la salvación? Es la FE. En Ef. 3,17 nos dice la palabra de Dios:

"La fe es el medio necesario para conectar con la salvación pues por ella habita Cristo en nuestro corazón" Entonces, Jesús salva, pero el medio por el cual esta salvación llega hasta nosotros es la fe. Rom 5,12

Ahora bien la Fe es un regalo de Dios, es una gracia. No es algo que viene de nosotros mismos, o mejor dicho que tiene su origen en nosotros. Pero esta fe que es un don de Dios es al mismo tiempo nuestra respuesta a la iniciativa de Dios.

La fe es confianza, obediencia a Dios, es creer que Jesús nos salvó, es creer que dio su vida por nosotros. La fe es creer en lo que no vemos, por que sino que clase de fe sería. La fe no es un sentimiento, no es una emoción, es mucho mas profunda. La fe es decirle a Dios, si te amo, si creo en vos.

La fe es esperanza. La fe no es creer en algo, sino que es creer en Alguien, es entregarse a esa persona sin límites, sin condiciones. Es decirle, si Dios hacé conmigo lo que quieras. Aquí estoy.

La fe tampoco es autosugestión LA FE ES UNA DECISIÓN TOTAL DEL HOMBRE que envuelve todo su ser y compromete toda su persona.

Dios nos dice en Rom 10,9-10 Si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y que Dios le resucitó entre los muertos, serás salvo. Pues con el corazón se cree para conseguir la justicia y con la boca se confiesa para conseguir la salvación.

Cuando Pablo habla de corazón y boca se está refiriendo tanto a lo más íntimo como a lo más externo del hombre. Es decir, que la fe tiene que ser tan profunda como manifiesta.

Por lo tanto la fe nos lleva a actuar conforme a lo que creemos, cambiando nuestra forma de vivir. De otra manera no es fe, sino sentimiento, ideología o creencia.

Sería como esas personas que dicen que creen en Dios, pero que dicen que a su manera. Y llevan una vida desastrosa.

Cuando en verdad le creemos a Jesús nos subimos a su cruz, muriendo a todo aquello que no nos deja vivir. Este tipo de fe nos permite ver lo invisible y esperar contra toda esperanza, ya que todo es posible para el que cree.

Ahora bien., la fe en que Jesús ya nos salvó y no nos permite buscar otros medios de salvación.

Para experimentar plenamente la salvación de Dios es necesario esperarla con la plena seguridad que viene de la confianza en que Dios cumple lo prometido. La fe se vive en cada circunstancia de la vida y de esa manera es posible experimentar en cada momento la salvación de Jesús.

Un paso no nos lleva hasta la meta, pero si nos acerca. Por eso es necesario que hoy demos un primer paso en la fe. Ahora bien la forma más concreta como se manifiesta la fe, es mediante la conversión.

Mercurio es el planeta que está más cerca del sol...

Hay cristianos que están muy cerca de Dios pero que permanecen fríos y en tinieblas porque no basta estar cerca de Dios, sino presentarle la cara oscura y tenebrosa para que él la ilumine y transforme. Hoy es posible dar la vuelta a Dios para experimentar el cambio total, gracias a su luz redentora.

Siempre se ha dicho que la conversión es un cambio de vida, pero esto no quiere decir que se reduce a un cambio de moral. Es decir, La conversión no es sólo dejar el pecado para vivir honestamente. Ni siquiera es una vida de felicidad a los preceptos y mandatos del Señor. Es mucho más que eso. Se trata de convertirnos de esclavo a ser amigos de Dios, se trata de abandonarnos a su amor, es entregar toda nuestra a vida a él para que haga lo que quiera.

Ej la película de TITANIC

¿A cuantas cosas estás agarrado y es por eso no que no experimentamos la salvación de Dios? Si en estos momentos nos soltamos de todas esas cosas, que no sólo no nos pueden salvar sino que nos encadenan. Dios nos librará con su poder Se trata no sólo de entregar no sólo lo negativo y pecaminoso de nuestra vida. Es necesario entregar todo aquello en lo que tenemos esperanza de alguna forma, para esperar sólo la salvación que viene de Dios.

La fe nos lleva a renunciar a todo otro medio de salvación fuera de Jesús; despojarnos de cualquier otra cosa que no sea la cruz de Cristo. Al hacerlo así le damos a Dios la oportunidad de intervenir salvíficamente en nuestra vida; ya que de esa manera estamos proclamando que no hay otro nombre para se salvados. He 4,12

Ahora hermanito cerrá tus ojos un segundo y escuchá a Jesús que te dice: Mirá que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y me abre la puerta, Entraré a su casa y cenaré con él y él conmigo. Ap 3,20

Jesús está a la puerta del corazón de cada uno de nosotros y nos invita a participar con él de su vida Nueva. Sólo espera que le abramos la puerta. El está llamando (golpeo la mesa). Nunca va a forzar la puerta. Sólo entrará si le abrimos voluntariamente. No desaproveches esta oportunidad. Mirá su rostro. No viene a reclamarte nada. No le interesa lo que hayas hecho. No viene a pedirte cuentas. Sólo viene a decirte que te ama. Viene a estar en intimidad con voz. Viene a compartir a su padre.

Muchas veces has abierto tu corazón a tanta gente o sistemas que te prometían la felicidad. Dale una chance hoy a Jesús. No perderás nada, excepto tristezas y angustias. No perderás nada, excepto tus cadenas que te esclavizan. Dejemos que Jesús sea parte de nuestra vida.